Hace tres años, anunciamos la tecnología de Video Identification, o identificación de video, que marcó un hito en el área de los derechos de autor en el mundo online. Fue el primer paso hacia lo que hoy se conoce como Content ID, un set completo de herramientas de video y audio que les proporciona controles bien aceitados a los dueños de derechos para que puedan gestionar su contenido en caso de que alguien lo suba a YouTube. Los dueños de derechos que participan en esta iniciativa nos proveen archivos de referencia de su contenido, los cuales verificamos cada vez que alguien sube nuevo contenido a YouTube. Si descubrimos que ese material tiene derechos registrados, el dueño de esos derechos puede elegir entre bloquear el contenido, hacerle seguimiento o monetizarlo. Así funciona:



Ahora, tres años después, hemos alcanzado otro hito: se han reclamado derechos de autor en más de 100 millones de videos utilizando Content iD. Prácticamente, casi todas las discográficas y las grandes compañías de medios del mundo utilizan nuestras herramientas. Hoy tenemos más de 4 millones de archivos de referencia entregados por los dueños de derechos, lo que equivale a más de 300 mil horas de contenido. Creemos que se trata de la base de datos más exhaustiva del mundo en su tipo.

El número de dueños de derechos que reclaman su contenido con Content ID por lo general representa más del doble del número de vistas contra las cuales podemos correr avisos, lo cual a su vez duplica el potencial de ingresos. Estamos viendo cómo compañías de medios están realmente aprovechando esta posibilidad de generar ingresos; en el último trimestre, los reclamos para monetizar el contenido aumentaron 200 por ciento. De hecho, Content ID contribuye en más de un tercio a las vistas de YouTube monetizadas cada semana; y en términos generales, los ingresos generados por Content ID financian la creación constante de obras culturales, tanto de artistas establecidos como de artistas emergentes.

Cuando desarrollamos Content ID, nuestro objetivo era contribuir a solucionar el difícil problema de cómo gestionar los derechos de autor a través de distintas plataformas y geografías en un mundo tecnológico que está en constante innovación. Ya hemos invertido decenas de millones de dólares en esta tecnología y continuaremos investigando nuevas maneras para brindarles a los dueños de los derechos herramientas aún más eficientes, a la vez que seguiremos apoyando nuevas formas de expresión artística.


David King, Gerente de Producto, recientemente miró "Milky vs Lil Demon".