Un juzgado de Madrid desestimó una demanda contra YouTube por violación de derechos de autor. La decisión es una victoria clara para la Internet y las reglas que la gobiernan. El canal de televisión español Telecinco adujo que YouTube debía ser culpado por usuarios que subieron materiales que violaron los derechos de autor.

El juzgado rechazó el argumento de Telecinco, haciendo notar que YouTube le ofrece a los dueños de contenidos herramientas para remover contenidos que violan los derechos de autor y esto significa que los dueños de los derechos de autor - y no YouTube - tienen la responsabilidad de identificar y avisar a YouTube cuando hay contenidos que violan los derechos de autor. Esta decisión reafirma la ley Europea que reconoce que los dueños de contenidos (y no los proveedores de servicio como YouTube) están en la mejor posición para saber si una pieza específica está autorizada a estar en un servicio de hosting de Internet. Asimismo, declara que sitios como YouTube tienen la responsabilidad de bajar materiales no autorizados sólo cuando son notificados por los dueños de los contenidos.

La ley establece un balance: protege a los intereses de los dueños de derechos de autor mientras que permite que plataformas tales como YouTube puedan operar, posibilitando por ejemplo, que funcionarios públicos puedan interactuar con el publico de maneras novedosas o permitiendo reportajes de primera mano en zonas de guerra, entre tantas otras cosas.

Esta decisión demuestra la sabiduría de las leyes de protección de derechos de autor en Europa. Más de 24 horas de videos se suben a YouTube cada minuto. Si los sitios de Internet debieran revisar todos los videos, fotos y textos antes de permitirles ser subidos a un sitio, muchos sitios populares tales como YouTube, Facebook, Twitter, MySpace y otros, no podrían operar.

YouTube y otros sitios le brindan a los artistas la oportunidad de alcanzar una audiencia enorme y ganar plata en el proceso. Al mismo tiempo, los usuarios ganan acceso a una cantidad fenomenal de contenidos creativos. Creemos que permitir que sitios como YouTube crezcan es algo que beneficia a los artistas, editores y consumidores. Todos ellos se benefician de las oportunidades que ofrecen estas plataformas de hosting.

YouTube respeta las leyes de derechos de autor y quiere asegurar que los artistas, editores, productores y compañías de medios tengan éxito online. Por eso hemos construido Content ID; nuestra tecnología está diseñada para evitar abusos de derechos de autor y le otorga a los dueños de contenidos control sbore sus materiales. El dueño de un video simplemente nos da una copia y nos informa qué hacer cuando se sube una copia no autorizada de su material: ya sea eliminarla, colocar avisos publicitarios o simplemente informarles que ha sido subido. Más de 1,000 compañías de medios, incluyendo Lagardére Active y la RAI, en Europa, utilizan Content ID. En Italia, todos los programadores más importantes excepto uno utilizan esta herramienta.

Siempre hemos estado abiertos a trabajar cooperativamente con los tenedores de derechos de autor y seguimos aumentando nuestros acuerdos con dueños de contenidos. Esperamos poder trabajar con Telecinco en el futuro, manteniendo nuestro espíritu de protección de derechos de autor, distribución de contenidos y nuevas oportunidades.

Por: Aaron Ferstman, Gerente de Comunicaciones de YouTube para Europa, Medio Oriente y Africa